PRIMER Y ÚLTIMO VUELO CON QUANTUM AIR

El pasado més de enero volé por primera vez con dos compañías aéreas que no había volado antes. Una de ella era la Quantum air, una compañía que aunque su lema era "llegó para quedarse" parece ser que ha quedado como una más de las compañías aéreas (muchas por cierto) que han desfilado por los aeropuertos españoles y han quedado en la historia. Dicen que ahora está en juicios con SAS, y que por eso suspenden operaciones temporalmente, pero me da la impresión de que será algo más que temporalmente. Operaba tres B717-200 de la desaparecida también Aebal ó Lineas aéreas de Baleares que era filial de Spanair, o mejor dicho solo volaba para esta. Tengo que admitir que volar con estos silenciosos y cómodos B717 siempre me ha gustado, y me apena que esta compañía no esté operando, hubiera sido fabuloso que hubiese seguido. Vamos a ver si remonta el vuelo. Me tocó volar de ida un domingo y el regreso tenía que ser un viernes, pero para el regreso ya no volaba y me pusieron en un vuelo de Spanair que partía DOS HORAS ANTES del programado. Si no llego a mirar el correo me quedo en tierra. El avión de ida lo hice con este B717-200 pintado completamente de blanco. Aquí adjunto la imagen que enviaba la compañía en sus mails de confirmación y que es como iban pintados sus aviones, ya que a mí personalmente me gustaba mucho como iban pintados los aviones. Hay quién dice que la imagen era muy parecida a la de Qantas, pues es cierto, pero la compañía siempre admitió que nada tenía que ver con ellos. El avión con el que me tocó volar era el EC-HUZ. El servicio incluía bebida y una chapata con tortilla incluída en el billete, un servicio que no veía desde hace mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada